Cosas que no me gustan nada: Desigual

Nicole Diver dice que el fenómeno Desigual es algo que se le escapa por completo. Invasión de tiendas enormes en las más importantes zonas comerciales, anuncios ofensivos para la inteligencia humana y una presencia creciente de tiendas en el extranjero que le hacen desear no parecer española cuando pasa avergonzada por delante de ellas. Si les va tan bien es que la gente les compra. Pero dios, ¿qué demonios compran? ¡si es todo horrible y caro!

1

4

3

7

Al igual que las marcas de alta costura sacan la pasta no de vender cuatro modelitos si no de vender tropecientosmil botes de colonia y gafas de sol, Desigual debe sacar la pasta de vender bolsos y monederos, de vender vestiditos y abrigos en las rebajas, y de la gente que piensa que es una buena idea regalar algo de Desigual a sus amigos y familiares modernos. Hazme caso, si estás celebrando tu cumpleaños y ves a alguien acercarse con una bolsa de Desigual dí que te no te encuentras bien, vete a casa corriendo sin dar más explicaciones y no salgas ni te conectes a Whatsapp en una semana mínimo.

2

6

Para comprender el porqué de esta sinrazón hay que remontarse a muchos años atrás, en concreto a 1999, año del estreno de la película de Julia Roberts “Novia a la fuga”. En esta peli, a la buena de Julia la visten con una camiseta de Custo, sí, de Custo Barcelona, la raiz de todo el mal.

juliaroberts_custo
Julia Roberts con su camiseta de Custo coqueteando con un Richard Gere que aún no parecía una señora pero que ya apuntaba maneras.

Y es que a partir de ese momento las dichosas camisetas de Custo invadieron todo cual mala hierba. Si no tenías una no eras nadie. Esas horribles camisetas de colores, hechas como a trozos, mezclando estampados y colorines sin ton ni son ni criterio estético alguno. Y claro, valían mucho más que una camiseta low cost cualquiera, pero había que tener una, así que empezaron a copiarlas en barato con resultados aún más espeluznantes.

Y, por supuesto, de esta moda de Custo por doquier se aprovechó como nadie Desigual, eternos imitadores de su estilo y que han aprendido a hacerlo aún más desagradable. Su fórmula es sencilla, estampados chirriantes, garabatos, colores y colores unidos al azar, todo junto, todo revuelto. El caos.

10

11

Debo recalcar que su principal grupo de consumidores parece ser el de la gente que vivió ese momento de explosión en los albores del siglo XXI, gente ya madurita y que debería tener un poco de criterio y sentido común pero que siguen con el piñón fijo en que esa clase de ropa es moderna y mola. No verás a una mujer de mediana edad con posibles que quiera ir de guay sin tener una prenda de Desigual en su vestuario. A la gente que le guste esta clase de estilo supuestamente divertido y multicolor les recomiendo que se pasen a Skunkfunk, que al menos tienen más dignidad y algunas cosas que hasta molan.

Desigual ha hecho famoso su eslogán “La vida es chula”, pero sinceramente opino que debería ser: “Nuestra ropa es chunga”

Si acudes a la Wikipedia buscando información a cerca de Desigual, te encuentras con información vaga, las denuncias por plagio de Custo y Dolores Promesas, y un concepto divertido, la almazuela, que parace ser la palabra española correcta, pero que nadie usa, para referirse al patchwork, es decir, la técnica de las típicas colchas de abuela de las pelis del oeste, hechas con retalitos y que por alguna razón acabaron siendo como muy hippies y decadentes. Ojalá se dedicaran sólo a hacer colchas y ropa de hogar, que al menos eso quedaría en la intimidad de las casas, o como mucho en fotos de las redes sociales, y no a hacer ropa, que eso lo ves por la calle y hay gente muy sensible que sufre mucho ante la visión de lo nefando.

8

9

Si quieres conocer la historia de Desigual más ampliada puedes leerla aquí.

Anuncios

Un comentario sobre “Cosas que no me gustan nada: Desigual

  1. Nicole, el caso es que de tanto verlo y de tan parecidos que son todos esos estampados y montón de colores, a mi Desigual justo me parece “muy pero que muy igual”, no sabría distinguir una prenda de éste año de otra de cualquier temporada, Los colores, letras y añadidos no tienen ningún ton ni son. En Barcelona hay tiendas a montones, a veces entro en alguna como tentandome…Sorry! Pero no me acaba gustando nada…Pero oye deben verdan pq abren tiendas como champiñones… Besazos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s